Y llegó el Otoño

Cómo nos gustan los cambios de estación!

Ahora que ha llegado el Otoño, nos gusta trabajar con flores de temporada, como los brezos.
Hace unos días decoramos esta pequeña Iglesia de San Pedro de Boroa. La novia buscaba una decoración especial y salirse de alguna manera de los centros clásicos de boda…

Optamos por decorarla de forma rústica e informal. Ayudándonos con cajas, a modo de peanas y tela de arpillera.

En los bancos, unos atados de brezo con verdes delimitaban la entrada de la Iglesia.

Los brezos también son muy chulos para centros de mesa. Si se iluminan con velas, el resultado es aún mejor, aportando más calidez.

Y si se le quiere dar un toque más fresco, se pueden mezclar con otras flores

Hemos hecho muchas pruebas en nuestro taller y todas nos encantan!

Viva los brezos!!!