Una boda marinera con puertas

Nuestras chicas de marktingforlemons nos sorprendieron una vez más cuando nos dijeron que querían poner puertas al campo. Parecía algo imposible pero el resultado no pudo ser mejor.

Unos capazos naturales con paniculata blanca enmarcaban la entrada y el pasillo.

Barquitos de papel en distintas formas y colores hacían del seating algo muy especial. Junto con tarritos azules con paniculata blanca daban un aire muy marinero al entorno.

Los centros de mesa, también en tonos azules, verdes y amarillos, decoraban las mesas dando mucha alegría y seguían con el toque marinero de toda la boda.

Gracias a marktingforlemons por dejarnos formar parte de esta boda tan especial