Una boda en blanco y verde

Nuestra novia nos pidió “muchas hortensias y velas”

Quería algo desenfadado, irregular y muy lucido. Con estas indicaciones intentamos conseguir nuestro objetivo.

Llenamos el taller de hortensias y muchísimos verdes.. Tanto que casi no cabíamos.

En la Iglesia de El Carmen pusimos unos centros con velas colgantes, cristales con velas en las escaleras, en el centro del altar…

Una guirnalda etérea y potente enmarcaba la entrada de la iglesia.

Los centros de mesa del Golf fueron altos y bajos en la misma línea. Muchas hortensias, velas, verdes distintos..

Nos encantó el resultado! Espero que a vosotras también!