La importancia de cuidar los detalles

Esta preciosa Iglesia románica de Cantabria, Santa María de Bareyo, que tuvimos el placer de decorar fue el lugar elegido para la íntima ceremonia de nuestros novios.

Los árboles con centros delicados y naturales dejaban que la Iglesia fuese la principal protagonista.

Los centros de mesa sobre espejos hacían que las flores reflejaran y lucieran mejor.

Flores delicadas en distintos cristales, botellas, peceras.. Todo sencillo y cuidado.

El ramo de rosas de pitiminí con rosas inglesas también muy romántico a la par que delicado.

Muchísimas gracias a los novios y a Inma Fiuza por las fotos!!