En la sencillez está el gusto

La ceremonia fue en el precioso Santuario de la Encina, templo pre-románico, en un entorno precioso.

El Komentu Maitea, fue el lugar elegido por los novios para la celebración.

Juanan y su equipo, encantadores como siempre, el sitio tan bonito y luminoso a la par que acogedor ayudaba a que los centros lucieran. Fueron perfectos para el lugar, la época y el día elegido.

Muchas gracias a todos los que colaboraron ese día en que la boda resultara un éxito.